Inicio / Premio de Honor / Listado de premiados / D. José María Pérez González

D. José María Pérez González

12º Premio de Honor. 5 de agosto de 2010

D. José María Pérez González El Jurado del Premio de Honor Plaza Porticada ha decidido por unanimidad conceder el correspondiente al año 2010 a D. José María Pérez González, “Peridis”, natural de Cabezón de Liébana, caricaturista político, arquitecto, historiador del arte y divulgador del románico.

Notorio es su compromiso con el arte románico en sus facetas de estudioso, investigador y divulgador y notorios son sus esfuerzos para defender el patrimonio artístico nacional de sus enemigos la ignorancia, la incuria y el expolio.

Fue el promotor del Programa Formación y Empleo para jóvenes en la recuperación del Patrimonio, Escuelas Taller y Casas de oficios, desarrollado por el INEN y el Fondo Social Europeo que ha facilitado la formación de un número ingente de artesanos especialistas en la conservación del patrimonio en España y Latinoamérica.

Como historiador del arte dirige, desde la Fundación de Santa María la Real, que él fundó y preside, un equipo de 500 investigadores que está llevando a cabo LA ENCICLOPEDIA DEL ROMÁNICO EN LA PENÍNSULA IBÉRICA, obra monumental de la que ya hay editados 30 volúmenes en impresionante edición y que contará con 72 tomos. En dicha obra, junto a él trabaja en la dirección el ilustre historiador cántabro Miguel Ángel García Guinea.

Como divulgador es el autor y actor de las series de televisión LAS CLAVES DEL ROMÁNICO, que precisamente en estos días entra en la tercera temporada y seguirá, entre otras rutas, la de las Colegiatas de Cantabria.

También es de señalar su obra como arquitecto, restaurador y autor de proyectos, como el que actualmente se está llevando a cabo en El Pozo del Tío Raimundo en memoria de los atentados del 11 de marzo de 2004.

Inseparable de la personalidad de Peridis es su vocación periodística en la que destaca como autor de sus célebres viñetas diarias en El País, desde su fundación, en las que comenta episodios de la política nacional con tal arte y mérito que descarga el asunto de las pasiones políticas que conllevaba haciendo sonreír y llevándolo al terreno del sentido común.